¿LA GRAN AVENTURA LEGO® se hizo mediante animación por pasos?

¿LA GRAN AVENTURA LEGO® se hizo mediante animación por pasos?

Una vez que terminaron de ver la película, todos se hicieron esta pregunta. Incluido tú, considerando que estás leyendo este artículo. Y es comprensible, ya que, según dijo el diseñador de producción Grant Freckelton a Vox en 2017, el objetivo de los directores de la película era “asegurarse de que el público se quedara con la duda de si lo que acababa de ver era una película de animación por pasos o generada por computadora”.

Pero, como muchas de las grandes preguntas de la vida, la respuesta no es tan simple como un sí o un no.

Eso es porque la película es un híbrido. Utiliza animación por computadora de elementos LEGO® de verdad lograda mediante un estilo fotorrealista de animación por pasos (no te preocupes, nosotros también tuvimos que leer este enunciado dos veces).

Lo que intentamos hacer en este artículo es desglosar exactamente qué significa eso, ¡e incluso dejamos algunas sorpresas ocultas por el camino!

Por encima de todo, los directores de ambas películas querían que esta producción pareciera hecha en casa, exactamente como si todo hubiera sido creado por un niño (aunque el niño utilizara un presupuesto del tamaño de Hollywood).

Como explica el codirector Chris Miller en Creating the Bricks (Creando los bricks), el documental de Warner Bros. de 2015, “la idea era tomar una película de bricks LEGO muy casera [de animación por pasos] y tratar de hacer que fuera lo más cinematográfica posible, con iluminación, ángulos de cámara y el tipo de cosas que harías en una película de acción en vivo de gran presupuesto”.

¿Cómo lo lograron?

En primer lugar, vale la pena decir que todo lo que ves en las películas son bricks LEGO 100 % auténticos. Las distintas ciudades, planetas, galaxias, vehículos… Antes de que intervinieran las computadoras, todo se diseñó desde cero siguiendo las “reglas” de las piezas LEGO de la vida real. En otras palabras, lo que se ve no es solo una fachada LEGO.

Esto dijo Aidan Sarsfield, supervisor de CG de la película: “La tecnología de bricks que hay detrás de esta película es algo que hay que destacar. Cuando ves miles y miles de edificios en una toma, se trata de edificios LEGO reales. Nada es falso, todos están hechos de bricks”. (Creating the Bricks, 2015, Warner Bros.).

En el documental, Chris Miller explicó que el razonamiento detrás de esto era que “si congelaras cualquier cuadro de la película, lo que vieras fuera algo que realmente pudieras construir tú mismo”. Incluso si se trataba de algo complejo como una explosión, una ola del mar o lodo salpicado sobre el “lente” de la cámara por un travieso batimóvil LEGO.

Para construir con precisión los sets brick a brick, los diseñadores de la película usaron un programa de modelado digital. Pero en lugar de ser un software ridículamente caro del que nunca has oído hablar, el programa utilizado principalmente fue LEGO Digital Designer, nuestra humilde herramienta de construcción digital, ¡que está disponible de forma gratuita para que cualquiera la use!

Si bien esos programas pueden replicar fielmente la física de la construcción con LEGO (por ejemplo, no permitiendo que embonen piezas que no corresponden entre sí), el problema de depender totalmente de ellos es que el producto final podría ser algo imposible de construir con LEGO en la práctica.

Por ejemplo, en LA GRAN AVENTURA LEGO 2, los cineastas querían que el personaje de Ultrakatty tuviera tantos picos como fuera posible. Y entonces, después de experimentar e interactuar con prototipos de la vida real, los diseñadores notaron que una creación con montones de picos era imposible de tomar en las manos para jugar, aunque la idea original pareciera genial.

Podrías estarte preguntando por qué eso sería un problema… A fin de cuentas, el personaje se ve increíble, ¿no es así?

Todo se remonta al objetivo de los directores de hacer que cada parte de las películas se viera como si la hubiera hecho un niño. Si un niño no pudiera sostener los modelos, eso acabaría con el… (parece raro decir esto) “realismo” que tanto se esforzaban por reflejar. Por eso, los directores tuvieron que jugar con incontables prototipos reales de los personajes antes de tomar la decisión de incluirlos en la película. Lo siento, ¿dijimos “jugar”? Quisimos decir “evaluar”.

¡Hora de las sorpresas ocultas! Puedes ver muchos de los prototipos originales de personajes, sets y vehículos tirados por allí en las escenas de acción en vivo de ambas películas.

Detalles de la animación. Aunque la película se generó por computadora, se pidió a los animadores (el estudio australiano Animal Logic) que se apegaran a las reglas de la animación por pasos tanto como fuera posible. Esto implicó que las figuras tuvieran muchas limitaciones debido a sus dimensiones físicas: los codos no podían doblarse, las piernas no podían estirarse, etc. En algunos casos, como cuando un personaje necesitaba asentir, las reglas tuvieron que relajarse un poco. Pero, en general, la regla de pausar las películas en cualquier momento y poder recrear lo que se ve en la pantalla incluye a los personajes.

Por supuesto, el solo hecho de apegarse a las reglas de la animación por pasos no es suficiente para que las películas den la impresión de haberse hecho en casa. Para eso, también debían tener imperfecciones. Las imperfecciones insertadas en las películas requirieron un extraordinario nivel de precisión. En Creating the Bricks, el codirector Phil Lord habla sobre la intención de “poner toda esa investigación y desarrollo en acción para colocar manchas de huellas digitales en los bricks LEGO”. Puedes ver los resultados todo ese esfuerzo en muchos de los personajes, incluido el plástico brillante de Emmet en muchas ocasiones.

¿Puedes ver las manchas de huellas digitales?
¿Puedes ver las manchas de huellas digitales?

Además de esto, los personajes se diseñaron pensando en que incorporaran imperfecciones. En particular, Benny, el hombre del espacio de los años 80, se modeló a imagen del verdadero hombre del espacio de juguete que Chris Miller tenía desde su niñez. Era bien sabido que este modelo tenía un defecto de diseño que hacía que su casco se agrietara. (Nota al margen: ¿Tenemos permitido decir eso? ¿Podemos hablar sobre defectos que tenían los modelos LEGO hace 40 años porque ya prescribieron todas las cláusulas de limitación? Si estás leyendo este enunciado, entonces la respuesta es “sí…, eso creo”). Esa es una cita de la película, para los que no lo hayan captado.

Hay una última pregunta que hacer aquí: si se dedicó tanto trabajo a hacer que cada cosa fuera construible, a usar microscopios y crear dioramas, a investigar interminablemente sobre las imperfecciones y a que la producción final se viera como si fuera una película casera hecha con animación por pasos, ¿por qué no simplemente se hizo con animación por pasos?

Para responder a eso, solo te dirigiremos a la parte de la primera película que se hizo a la manera clásica con animación por pasos: los créditos finales. Hecha por la casa productora Stoopid Stoodios (mejor conocida por su trabajo en Pollo Robot), la secuencia de 3 minutos tardó dos meses en crearse con la colaboración de 3 animadores de tiempo completo. Los increíbles doce segundos del final de los créditos, donde aparecen todos los sets anteriores animados simultáneamente, requirieron que CADA UNO de los 3 animadores moviera 150 piezas LEGO para la toma de CADA CUADRO (!).

El tiempo y el esfuerzo que requiere esa técnica extrapolados a una película completa son casi imposibles de calcular. Pero afortunadamente, solo casi…, porque se determinaron cuando se estaba produciendo la primera película. Para crear LA GRAN AVENTURA LEGO en animación por pasos se hubieran necesitado 10 años y 15 millones de piezas LEGO.

Tal vez lo intenten con la próxima película LEGO…, aunque, por nuestro propio bien, ¡esperamos que tarden menos!

¿Buscas algo más?

¡Dale una mirada a la página principal del área Adults Welcome para ver nuestra colección de sets y artículos específicos para adultos!