¡Solo en línea! Regalo con compra de Dungeons & Dragons para miembros de LEGO® Insiders*Saber más

¡Solo en línea! Regalo con compra de Dungeons & Dragons para miembros de LEGO® Insiders*Saber más

(0)
La física que explica el funcionamiento del juego mecánico hecho con bricks más impresionante de todos

La física que explica el funcionamiento del juego mecánico hecho con bricks más impresionante de todos

Cuando lanzamos al mercado nuestro primer set de una montaña rusa, no imaginábamos que se volvería tan popular. No obstante, su enorme aceptación puso en evidencia un hecho indiscutible: ¡a la gente le encantan las montañas rusas!

Por eso, cuando llegó el momento de diseñar nuestra reinterpretación más reciente del juego mecánico, los diseñadores se propusieron crear algo completamente nuevo, convencidos de que fascinaría a los fans de las montañas rusas de todos los rincones del planeta.

La Montaña Rusa con Bucles LEGO® es nuestro modelo más grande, rápido y ambicioso del año, si bien la recreación de la funcionalidad del juego mecánico de verdad presentó una serie de fascinantes desafíos a nuestros diseñadores…

Cerrar el bucle

Hay dos cosas que notarás al instante en nuestro nuevo set de una montaña rusa. La primera son los bucles.

Esta es la primera vez que incorporamos bucles en un modelo de una montaña rusa, y la decisión de hacerlo se tomó desde etapas muy tempranas del proceso de diseño.

“Comenzamos a construir, y pronto llegamos a la conclusión de que podíamos hacer bucles si había la velocidad suficiente”, explica Pierre Normandin, diseñador a cargo del nuevo set. Con experiencia en el diseño de productos de las líneas LEGO City y LEGO Icons, incluidos varios trenes, se trataba de la persona ideal para dirigir este proyecto. Y, no obstante, este set le exigió afinar sus habilidades aún más.

Pierre Normandin, diseñador de LEGO®

“Si bien un modelo LEGO es diferente del objeto real, el proceso de construcción de ambos puede implicar desafíos similares. Esto se hizo evidente desde las etapas más tempranas del diseño, cuando notamos la magnitud del papel que juega la física en el funcionamiento de una montaña rusa”.

Los vagones deben recorrer el primer bucle a cierta velocidad para contar con un impulso suficiente que les permita superar el segundo. Pero encontrar esa velocidad ideal requirió muchísimas pruebas y errores.

La clave está en la velocidad

La velocidad de los vagones es producto de la fuerza de atracción hacia la Tierra a la que este están sometidos por efecto de la gravedad. No obstante, la fricción generada por la interacción de los vagones con la vía y el incremento en la intensidad de la acción de la gravedad al comenzar a subir por un bucle les restan impulso.

“Nuestra mayor frustración era ver el tren detenerse justo en la parte superior del bucle, algo que nos sucedió muchas veces”, relata Pierre.

Eso hizo necesario generar una velocidad que superara la fricción de la vía y el incremento de la fuerza de la gravedad en los bucles.

¿Cómo se logra eso? ¡Con altura!

Lo que genera la velocidad es la distancia vertical de la caída: cuanto más alta sea esta, mayor será la velocidad.

De ahí viene la segunda cosa que te llamará la atención del set. Es alto. ¡Es bastante alto!

En su cúspide, el set mide 92 cm, lo que lo convierte en uno de los sets de mayor extensión vertical que hayamos producido. Sin embargo, la altura del modelo también dio origen a un desafío que los diseñadores de montañas rusas del mundo real enfrentan con frecuencia.

Una vez que los vagones terminan su recorrido por la vía, ¿cómo los llevas de vuelta al punto más alto para dar un nuevo paseo?

Un elevador que te lleva a la cima

¡Mira la montaña rusa en acción!

“Durante el proceso de diseño y desarrollo, debemos voltear a mirar todas las opciones a nuestra disposición”, continúa Pierre. “Una rampa habría hecho necesaria una pendiente descomunal, ¡algo impensable porque el modelo sería demasiado grande!”.

Por tal motivo, se tomó la decisión de subir los vagones mediante un elevador vertical que ahorrara espacio y los llevara a la posición de arranque en menos tiempo.

Este elevador puede operarse manualmente, aunque también es posible incorporar un motor con portapilas (a la venta por separado) que lo haga por ti.

Después, cuando los vagones comienzan a recorrer la vía, un contrapeso especialmente calibrado hace bajar el elevador de regreso a su posición de inicio.

Un día para disfrutar en el parque de diversiones

Cuando visitas un parque de diversiones, no solo lo haces por la montaña rusa. Por eso, Pierre incluyó en el set numerosos detalles inspirados en los parques de diversiones.

Los asistentes pueden tomar algo de comer en el puesto de hot dogs o en el carrito de venta de rosquillas, o comprar un globo. Además, hay un medidor de altura para asegurar que solo las minifiguras que tengan la altura suficiente puedan pasear en la montaña rusa. Y, hablando de minifiguras, el set viene con 11 totalmente nuevas, incluidas seis con cabeza reversible.

“A veces, las cosas pequeñas pueden ser las más especiales. Tú sabes, me refiero a ciertos detalles interesantes y divertidos que no representan un enorme desafío”, dice Pierre con una sonrisa.

Después de lidiar con toda esa física, ¡debe ser bueno regresar a la diversión!

¿Buscas algo más?

¡Dale un vistazo a la página principal de Adults Welcome para ver nuestra colección de sets y artículos específicos para adultos!