Del 12/4 al 20/4, puntos dobles para los miembros VIPA la tienda

Del 12/4 al 20/4, puntos dobles para los miembros VIPA la tienda

LEGO® NINJAGO® | 10 aniversario: Una conversación con el creador de NINJAGO

Una conversación con el creador

Para un jovenzuelo de diez años, NINJAGO® es toda una estrella. 160 episodios (y contando), más de 250 sets LEGO® diferentes y una exitosísima película de Hollywood. Pero el tema de las patadas también ha repercutido cerca de nuestra casa.

De hecho, así es como lo ve un desarrollador conceptual/productor de aquí, la sede central de LEGO en Dinamarca: “Siempre seguimos de cerca NINJAGO en busca de una oportunidad de desarrollar la próxima idea original de LEGO”.

Y resulta que (¡qué sorpresas da la vida!) el desarrollador conceptual en cuestión es Tommy Andreasen, el cocreador de la serie para televisión NINJAGO, quien en los últimos diez años ha pasado de comenzar a figurar en la industria por un repentino e inesperado éxito a convertirse en el abanderado de los temas LEGO que desarrolla.

Pero a medida que la serie se acerca al hito de su primera década, a Tommy le preocupa mucho más el efecto externo de esta.

“Muchos fans están produciendo creaciones artísticas, nuevos relatos ambientados en el universo NINJAGO y proyectos conmemorativos del décimo aniversario. Es realmente inspirador ver cómo lo interpretan ellos mismos”.

Tommy nos cuenta que recibió de una madre alemana y su peque una gigantesca novela de 500 páginas ambientada en el universo NINJAGO, y que un grupo de fans se está organizando para producir un detallado documental sobre NINJAGO.

El crecimiento de la comunidad de fans de NINJAGO (de la cual, estimado lector, suponemos que formas parte) ha sido, indudablemente, uno de los resultados más gratificantes de los últimos 10 años. Además, se corre la voz de que a Tommy le gusta participar con la comunidad alimentando sus teorías y cuestionamientos.

“Todo empezó hace cuatro años, cuando volvía a casa después de la Comic-Con”, recuerda Tommy. “Unos adolescentes empezaron a hacerme preguntas sobre la serie. Hacíamos un programa para niños, pero en ese momento me di cuenta de que NINJAGO había estado presente el tiempo suficiente para que algunos de esos niños hubieran crecido… y aún les encantara. Me pareció interesante, así que abrí el perfil y empecé a interactuar por Twitter como un experimento para ver si existía algún interés por participar. Y, desde entonces, no he dejado de hacerlo”.

Tommy, el superfán

Hay dos motivos principales por los que Tommy podría ser el creador ideal para una serie que genera tanto entusiasmo.

El primero es muy simple.

“Me encanta hablar de ella”, admite Tommy. “Y siempre tengo al menos el 10 % de mi cerebro procesando cifras de NINJAGO”. ¡Incluso se pregunta, bromeando en voz alta, si ha pasado más tiempo con los ninjas que con sus propios hijos desde el lanzamiento de la serie en 2009!

En esencia, Tommy participa en todos los aspectos de la franquicia NINJAGO. Se describe a sí mismo como “el mensajero entre el equipo de historias [de televisión] y el equipo de diseño [de productos]”: alguien que promueve la máxima sinergia entre los dos departamentos y traslada las ideas que surgen en el cuarto de escritores a los sets de juego y viceversa. “Creo que esa es la razón por la que siento un gran apego”, dice Tommy sobre su nivel de involucramiento con las distintas partes interesadas de la serie. “NINJAGO tiene un canon y una lógica entrelazados muy estrechamente. Si contradijéramos algo, no podríamos escapar de la mirada crítica de los fans más veteranos. Además, no puedo pensar en otra serie para televisión que pueda presumir de semejante continuidad: 10 años al aire con un elenco de voces y un estilo consistentes. ¡Esa es una de las grandes alegrías de producir la serie año tras año!”.

La segunda razón por la que Tommy es todo un personaje para los superfans es… porque él mismo es un superfán.

De hecho, las preguntas que preparamos para hacerle a Tommy sobre sus fuentes de inspiración de la cultura general las anotamos apresuradamente luego de poner la mirada en cada rincón de su impresionante oficina en casa. Recuerdos de lo que parece ser cada película de la década de 1980 adornan cada centímetro cuadrado de la habitación. Los Cazafantasmas, E. T., el Extraterrestre, Batman, Superman™…, todas ellas. Pero su influencia principal resulta inequívoca: no puedes evitar mirar el escritorio colocado en una réplica de la Estrella de la Muerte flanqueado por dos figuras de tamaño natural de un Stormtrooper™ y Darth Vader™.

Este hombre estaba más que preparado para la Gran Migración a la Videoconferencia de 2020.

Pero cuando vio Star Wars™ por primera vez el 21 de abril de 1984 (¿en serio creíste que no recordaría el día?), no era tan fácil sumergirse en una franquicia como lo es hoy. “Cuando era niño, tuve una camiseta de Star Wars y un par de figuras de acción que me encantaban…, pero eso fue todo”.

Tommy no ve eso como algo malo, no obstante. “Realmente tenías que inventar tus propias historias”, explica. “Eso es lo que todavía hacemos con NINJAGO. Ahí está la historia que te contamos, y luego está la historia que puedes interpretar con los sets”.

Ser un superfán hace que Tommy sea un experto en hablar con superfans. Entiende las connotaciones negativas de “tocar complacencias” en términos de las tramas y es muy cuidadoso de no solo recoger ideas de las tendencias de Twitter. Del mismo modo, aunque naturalmente evita los spoilers, se sabe que ha “soltado algunas pistas”, como dice él mismo.

“Es divertido dar un pequeño avance que nadie más podrá descifrar sino hasta que hayan pasado 7 meses”.

¿Pero qué opina Tommy del compromiso constante en sí?

“Es lo que todos los proveedores de entretenimiento querrían, que la gente se comprometa con la franquicia. Eso mantiene las cosas vivas durante las temporadas bajas. Logras percibir la pasión que genera. Sabes que significa mucho para la gente que responde a ella. Sientes que tienes la obligación de hacerlo bien, de tomar las cosas en serio”.

Como dijimos: el creador ideal.

No es “solo” un juego de niños

La cuestión de tomar las cosas en serio se relaciona directamente con el hecho de que NINJAGO haya logrado mantener su lugar en las preferencias del público independientemente del rango de edad objetivo de la serie. Con frecuencia se comete el error de simplificar excesivamente el contenido de los programas dirigidos a niños, pero Tommy sigue el ejemplo de algunas de las películas más entrañables de su niñez, como E. T., el extraterrestre (quien llama a casa desde muchos lugares distintos de la oficina-madriguera de Tommy).

“Es una película infantil, pero se toma muy en serio a su público. Trata temas como el aislamiento, el divorcio y la muerte. Es un viaje emocional, pero te sientes genial al final porque has pasado por todo el espectro. Los niños realmente pueden aceptar cosas como esas si lo haces con cuidado. Esa es la filosofía que seguimos con NINJAGO”.

“Cuando eres un niño, absorbes muchísimas impresiones. Todas ellas se vuelven parte de tu identidad para el resto de tu vida”, explica Tommy. “Incorporamos muchas lecciones morales y de vida en NINJAGO. Pueden estar escondidas bajo una gruesa capa de acción y entretenimiento, pero allí están. Para que los niños puedan tomarlas en serio, no deben sentirse como un sermón. Y esto es lo que he aprendido en los últimos años: NINJAGO tiene tanta importancia para algunos niños y adolescentes como Star Wars™ tenía para mí… Es una sorprendente experiencia de humildad”.

Además, desde su separación de la rama comercial de LEGO para unirse a NINJAGO, Tommy conoce los peligros de subestimar a su audiencia. “Los niños pueden ser brutales”, afirma Tommy al recordar las primeras fases de pruebas e investigaciones. “Estábamos sentados detrás del espejo unidireccional, viendo a los niños interactuar con los prototipos de sets NINJAGO o contemplar los dibujos conceptuales. De repente, alguno preguntó: ‘¿Qué clase de tonto le puso los colores a este?’. Creo que fui yo…”.

Dan y Kevin Hageman, las mentes originales detrás de LA GRAN AVENTURA LEGO, se incorporaron al desarrollo de la serie desde etapas tempranas. “Eran escritores de cine, así que también se lo tomaron muy en serio. Sabían que no estaban ‘solo’ escribiendo una serie para televisión dirigida a niños”, explica Tommy. “Antes de que llegaran, habíamos logrado definir la mayor parte del concepto, pero las motivaciones de los personajes no estaban completamente desarrolladas”.

Fueron los Hageman quienes decidieron, por ejemplo, incluir el personaje de Nya y promover a Kai al puesto de personaje principal (a pesar de ser una serie sobre un equipo).

A medida que las conversaciones se desarrollaban, hubo un punto de inflexión importante cuando la serie pasó de ser algo exclusivo para niños (con increíbles efectos visuales y, claro está, impresionantes juguetes) a algo un poco más profundo.

Un giro de fantasía

“Cuando me uní al equipo de Ventas de LEGO, el tema de los ninjas se había estado probando por años”, recuerda Tommy. “Pero el problema era que a los niños les gustaban los personajes de ninjas con trajes negros y espadas. No había otra cosa que necesitaran realmente porque, a fin de cuentas, ¡eran ninjas!”.

“Así que comenzamos a explorar un ángulo de fantasía porque, de lo contrario, no tendríamos un producto”. Y, con este giro de fantasía, Tommy descubrió que los niños estarían encantados de subirse a ese tren conceptual.

“Después del primer año, muchas de las ideas que se habían rechazado comenzaron a funcionar con los niños”, explica. “Por ejemplo, un ninja conduciendo una motocicleta parecía completamente fuera de lugar al principio, porque nunca se vio a un ninja hacer eso. Pero una vez que terminamos el primer año con esqueletos, dragones y elementos de fantasía, y que dejamos claro que no era una serie sobre ninjas común, el hecho de que un ninja condujera motocicletas cobró todo el sentido. Después de todo, los esqueletos tuvieron un vehículo en la última temporada”.

“En ese momento, los elementos de fantasía se ganaron la aceptación del público”.

Esto también alentó que la serie se convirtiera en una tradición, algo que Tommy identifica como “a lo que los niños mayores se aferran”. Así, mientras que los efectos visuales y el humor son quizá el aspecto más atractivo de la serie para los más jóvenes, las armas doradas y los diversos oponentes, motivaciones, profecías y leyes son lo que mantiene vivo el interés por más tiempo.

¿Cómo va ese antiguo dicho? Los increíbles tornados de fuego son lo que te hace venir, pero la tradición ninja es lo que te hace quedarte.

Profundo compromiso con los fans

El compromiso del programa con la base de fans, ya sean jóvenes o mayores, va mucho más allá de los tuits.

Por ejemplo, para la próxima serie, Tommy revela que habrá algunos grafitis creados por fans. “Pregunté si estaba bien que los usara, porque creo que el hecho realmente tendrá eco con la audiencia más adulta cuando vean hecho realidad en el programa algo que recuerden que sucedió en Twitter 16 meses atrás”.

“Somos cuidadosos a la hora de adoptar ideas, pero nos gusta hacer cosas que pongan una sonrisa en la cara de las personas”, subraya Tommy.

Esto se puso de manifiesto cuando uno de los actores de voz de la serie recibió una carta de una niña alemana de 16 años que tenía una enfermedad en fase terminal. “Decidimos darle un papel en la serie. Varias veces hemos hecho cosas semejantes, como enviar episodios inéditos a niños que están internados en hospitales estadounidenses para que tengan la oportunidad de verlos. No es algo que acostumbremos hacer público”.

¿Quién está picando cebolla?

¿A dónde van los ninjas?

Al finalizar nuestra conversación sobre el décimo aniversario del programa, le preguntamos a Tommy si puede imaginarse el vigésimo.

“Lo habrá si lo hacemos bien”, concluye. “Se trata de poder reinventarnos. Estamos en una situación extraña: hacemos una serie para televisión dirigida a niños de 7-9 años y, al mismo tiempo, tratamos de complacer a los chicos de 19 años que crecieron con ella porque, de alguna manera…, ¡ayudamos a criarlos! Y a ellos les encanta NINJAGO, por lo que nos sentimos obligados a no defraudarlos. Pero si nos empantanamos con la historia de fondo y las tradiciones, corremos el riesgo de hacernos inaccesibles para los recién llegados, quienes esperamos que le den una oportunidad a la serie, la entiendan y la incorporen a su identidad al igual que los veteranos. Es un acto de equilibrismo”.

Tommy sugiere que, para alcanzar el vigésimo aniversario, la serie necesitará reinventarse (hasta cierto punto) cada tres años más o menos. “NINJAGO es un patio de recreo. La creatividad y el cambio están profundamente enraizados en el ADN de la serie, por lo que los asumimos y celebramos. Por supuesto, si alguna de esas reinvenciones resulta ser un fiasco total, es difícil imaginar cómo podremos regresar sobre los pasos”.

Si esta previsión te parece demasiado pesimista, estimado lector, debes saber que en realidad se trata de un pronóstico optimista conforme a los estándares daneses.

Pero Tommy añade: “The LEGO Group es siempre muy reactivo. Por eso, si algo sale mal o surge alguna tendencia, tendrás que cambiar y adaptarte a los nuevos los tiempos”.

¿Eso representa una tensión creativa para Tommy?

“Es un ejercicio que te invita a no enamorarte demasiado de algo, porque es posible que cambie. Podríamos planear con 5 años de anticipación, pero, si lo hiciéramos con demasiado detalle, al final sufriríamos una gran decepción. Sé que el futuro próximo, hablando de unos pocos años, se verá tal y como lo espero”.

En cualquier caso, muchas de las historias y características más queridas de la serie provienen más de una lluvia de ideas que de una planificación estructurada. La idea original del Spinjitzu, por ejemplo, surgió del deseo de permitir que la gente interpretara las escenas de combate usando los sets. Las minifiguras se fijaron a spinners, y entonces nació su arte marcial. Después de eso, se necesitaba una exclamación para la cuenta regresiva semejante a “en sus marcas, listos, FUERA” (“ready, set, GO”, en inglés), y así fue como surgió Ninja… ¡GO!

“Muchas cosas simplemente encajaron con toda naturalidad”, admite Tommy. Y continúa: “Eso lo hace superintuitivo, lo que significa que a la gente probablemente le gustará”.

Al haber supervisado suficientes desarrollos exitosos de NINJAGO, el equipo de Tommy mira con optimismo al futuro sin que importe cómo se barajen las cartas.

“Algo que aprendí de los chicos del equipo de Ventas es que debes confiar en las ideas que todavía no se te han ocurrido. No debes entrar en pánico. Hemos estado en esa situación muchas veces: sabemos que siempre se nos ocurrirán cosas geniales. Ahora nos sentimos confiados. La gran idea surgirá de alguna parte”.

“Ojalá pudieras aplicar eso a todos los aspectos de la vida. Es como la filosofía de El Gran Lebowski…”.

(Parece que Tommy no encuentra una mejor manera de cerrar una reunión que citar una película de 1998 rodeado de las piezas que componen su museo de referencias a los años 80).

“El Dude cumple”.