Cómo fue que un niño autista construyó amistades usando bricks LEGO®

Cómo fue que un niño autista construyó amistades usando bricks LEGO®

A George le encanta construir cosas con bricks LEGO®. Así ha sido desde que era muy pequeño.

Es autista y, como a muchos otros niños con esta condición, le cuesta más trabajo abrirse y establecer relaciones con los demás.

Eso empezó a cambiar cuando descubrió el Brick Club.

El Brick Club es una iniciativa social que, en el marco del programa Brick-by-Brick, trabaja para apoyar a los niños autistas mediante el juego con LEGO.

La iniciativa, creada por Play Included con el respaldo de la Fundación LEGO, busca contribuir a que niños increíbles como George desarrollen un amplio conjunto de habilidades necesarias para prosperar en el siglo XXI y, en consecuencia, hagan frente a la vida con las mismas oportunidades que cualquier persona.

Se enfoca principalmente en la comunicación social y, con ello, ayuda a los niños a experimentar el sentido de pertenencia y los motiva a compartir su satisfacción luego de construir algo.

La misión del programa es capacitar a maestros y psicólogos para las labores de ayudar a personas jóvenes con autismo en su desarrollo emocional y de reconocer y valorar los talentos que las hacen únicas.

Danielle, quien dirige el mismo Brick Club al que asiste George, dice: “El programa Brick-by-Brick ofrece a los niños la oportunidad de formar parte de algo, de pertenecer a un grupo cuya única finalidad es construir juntos con bricks LEGO”.

Danielle y George en el Brick Club
Danielle y George en el Brick Club

En el Brick Club, George participa tanto en la construcción de modelos específicos como en la creación de modelos de estilo libre en equipos pequeños.

Construir y jugar juntos hace que los niños colaboren, se comuniquen, negocien y resuelvan problemas a la vez que desarrollan amistades.

“Me gustan los bricks LEGO porque es bonito verlos desde diferentes ángulos. Además, no parecen ser una fuente importante de estrés”, explica George.

Se ha demostrado que la naturaleza terapéutica de conectar bricks entre sí beneficia de múltiples formas a los niños neurodivergentes, especialmente cuando se hace en grupo.

Play Included ha adoptado la metodología basada en evidencias en la que se apoya el programa Brick-by-Brick. Las investigaciones evidencian que el juego con LEGO tiene efectos positivos en la interacción social, la comunicación, el comportamiento y el bienestar emocional de los niños y jóvenes que necesitan ayuda adicional.

“George es muy divertido y siempre hace sonreír a quienes están a su alrededor. Verlo comunicarse con los demás es algo muy satisfactorio”, añade Danielle.

Ahora, George tiene un espacio seguro en el que se siente comprendido y puede establecer conexiones con los demás mientras participa en algo que le gusta.

“Me ha ayudado a hacer amistad con otras personas de la clase”, comenta.

La historia de George es edificante y representa un paso en la dirección correcta. El programa continuará estudiando los beneficios del aprendizaje mediante el juego para ayudar a más jóvenes como George a construir sus vidas y establecer amistades significativas.

Te invitamos a conocer más de cerca el programa Brick-by-Brick y la Fundación LEGO.

Cómo arreglar cosas y transformar desechos en objetos de valor usando bricks LEGO®

¿Tienes reparaciones pendientes? ¡Pon manos a la obra! Repara y mejora todo tipo de muebles y restos de objetos dañados usando bricks LEGO® inspirándote en el arte del Kintsugi.

Conoce más sobre nuestra campaña Rebuild the World