¡Date prisa! Aprovecha las ofertas del Black Friday del 27/11 al 30/11A la tienda

¡Date prisa! Aprovecha las ofertas del Black Friday del 27/11 al 30/11A la tienda

Barcos

Botes y barcos de juguete

Surca los siete mares a bordo de los barcos LEGO® de juguete

¡LEGO® a la vista! Construye infinitas aventuras oceánicas de bricks y minifiguras con los piratas, capitanes y demás alegres marineros LEGO® DUPLO® que navegan por los siete mares (de espigas).

¡Navega hacia el horizonte!

Catamarán

Average rating5out of 5 stars
Price$999.00

Aventura Oceánica de Vaiana

Price$199.00
Fuera de stock
Difíciles de encontrar
- 20%

El Botero Willie

Average rating4.8out of 5 stars
Price$1,799.00Sale Price$1,439.20
Fuera de stock

Piratas de Bahía Barracuda

Average rating5out of 5 stars
Price$4,299.00
Fuera de stock

Barco de Rescate

Price$1,799.00
Fuera de stock

Aventura en Submarino

Price$399.00
Fuera de stock

Yate de Buceo

Price$399.00
Fuera de stock
- 20%

Misión de Rescate: Delfines

Price$799.00Sale Price$639.20
Fuera de stock
Cámbialo todo con un regalo

¿Cómo flotan los barcos?

Cuando se introduce un barco en una gran masa de agua, como un río, un puerto o el océano, el peso y la densidad del agua siempre son mayores que los del barco. Esto se debe a que el interior de un barco está principalmente lleno de aire, que, claro está, no pesa mucho. Sin embargo, si se introduce un barco en un estanque pequeño, su peso y densidad pueden ser mayores que los del agua, por lo que corre riesgo de convertirse rápidamente en habitante del fondo.

¿Por qué puede un velero navegar contra el viento?

Navegar contra el viento puede parecer contraintuitivo, incluso para un velero. Pero es todo cuestión de física. Cuando las velas se colocan formando un ángulo de 25° a 45° con respecto al viento, este las llena y hace que funcionen como el ala de un avión. El aire se desvía hacia atrás, y el barco navega hacia delante. Sin embargo, tienes que avanzar en zigzag (virando hacia ambas direcciones alternadamente) para llegar a donde quieres ir, ¡así que pasas más tiempo en tu barco!

¿Cómo elegir un nombre excelente para tu barco?

Todo gran barco debe tener un buen nombre. Especialmente si se trata de un barco de juguete. Cambiarle el nombre a un barco, sin embargo, suele considerarse motivo de mala suerte, así que más vale elegir bien (aunque, si te arrepientes de tu primera opción, ¡siempre puedes construir un barco nuevo!).

¿Flotará?

¿Qué objetos flotan en el fregadero de la cocina o la tina de baño? Deja que tu peque experimente con diferentes tipos de “barcos” en casa (tal vez convenga establecer algunas reglas básicas sobre los objetos que NO hay que probar). Sujeta unas cuantas cucharas de madera con ligas para crear una balsa. Una olla o un tazón pueden ser también buenos barcos. Añade algunas minifiguras con gran resistencia al mareo y… ¡que comience la aventura!

Por qué los marineros siguen siendo héroes

Antes de que existieran las bicicletas, los autos, los trenes y los aviones, la gente caminaba, montaba a caballo y NAVEGABA. Los primeros marineros aprendieron a dominar las olas y el viento con el fin de llevar comida a casa para alimentar a sus familias. También había hombres y mujeres valientes (o insensatos, o las dos cosas) que se embarcaban en expediciones hacia lo desconocido, cruzando los océanos para descubrir y explorar nuevos mundos dentro y fuera del agua.

La vida a bordo de un barco es para aventureros intrépidos. Así que, ya sea que a tu peque le dé por capitanear un barco pirata, un carguero, un velero, un barco de pesca, un bote de rescate o una sencilla lancha de remos, ponle el chaleco salvavidas y deja que conozca un asombroso mundo de maravillas sumergiéndose en los siete mares.

Mostrando 1 - 18 de 26 resultados
...0000000000
Mostrar Todo