Envío GRATUITO de cualquier pedido superior a $750Saber más

Envío GRATUITO de cualquier pedido superior a $750Saber más

El abecedario: los bloques de construcción de las habilidades lingüísticas

El abecedario: los bloques de construcción de las habilidades lingüísticas

¿Tu pequeño preescolar comienza a mostrar interés en aprender el abecedario?

Los niños aprenden de manera natural mediante el juego. Absorben y procesan toda la información acerca de este nuevo mundo al que han llegado con todos sus sentidos. Así es como se relacionan con conceptos nuevos y los hacen tangibles.

Formar las letras

Las letras y sus sonidos son los bloques de construcción de nuestra lengua materna. Cuando los peques comienzan a aprender esos enigmáticos símbolos, instintivamente querrán saber cómo es que se ven, sienten, huelen o saben. (Levanta la mano si eres uno de los adultos que de niño solía afirmar categóricamente que una de las letras de la sopa de letras sabía mejor que las demás).

Hay una infinidad de maneras en que puedes estimular el interés de tu peque. Usa sus actividades favoritas para ayudarlo a reconocer y formar letras y sonidos.
Si le encanta ayudar en la cocina, puedes preparar panecillos o panqueques y ayudarle a formar las letras de su nombre con la masa o los adornos. ¿Quizá la H sabe a chocolate?
Si le encanta cantar, puede intentar distinguir diferentes letras y sonidos en sus canciones favoritas.
Si le gusta jugar afuera, puedes ayudarle a formar letras con palos, piedras o flores.
Si prefiere dibujar o pintar, puede dibujar un pingüino para representar la letra P.
Cuando su pasión son los juguetes de construcción, pueden construir sus propias letras con partes de robots, bloques de construcción o muebles de la casa de muñecas. 

Uno de nuestros diseñadores construyó estos ejemplos de letras que se pueden formar con bricks DUPLO. Puedes descargar gratis el póster del abecedario para colocarlo en la habitación de tu peque y usarlo como inspiración. Haz una pausa y mira el mundo con atención: en cada rincón se esconden letras y sonidos esperando a ser descubiertos. Solo tienes que mantener tus ojos y oídos bien abiertos para encontrarlos.