1. Acelerador de ácido
  2. Cámara de veneno

El arma preferida de Toxikita es bastante perversa. Dispara cápsulas brillantes de color verde que estallan al impactar y liberan una baba altamente corrosiva capaz de derretir cualquier material. Bueno… casi cualquier material. Las pruebas han demostrado que el revestimiento de wolframio blanco que poseen la mayoría de los artefactos Mark II soporta la corrosión.