Drillex

(antiguo supervisor de seguridad de construcción)

Drillex solía ser un hombre muy cauteloso. Le gustaba pensar que el mundo era un lugar seguro gracias a él. Nunca se apresuraba. Nunca llegaba tarde. Siempre recordaba a sus compañeros que usaran el casco y no pasaran bajo las escaleras. Hoy, lo primero que pasa por la cabeza de Drillex cada mañana a es el deseo de romper algo. A continuación, pisa a fondo el pedal de su vehículo perforador y asalta Astor City. ¡Qué bueno es ser un supervillano apasionado por la destrucción y la inseguridad!