Envío GRATUITO de cualquier pedido superior a 55 €Saber más

Envío GRATUITO de cualquier pedido superior a 55 €Saber más

5 maneras sorprendentes en que tu peque aprende mediante el juego destructivo

5 maneras sorprendentes en que tu peque aprende mediante el juego destructivo

Si alguna vez has construido una torre de bricks LEGO® DUPLO® con tu peque, quizá hayas notado lo mucho que ellos disfrutan derribarlo todo para ver cómo caen los bricks al suelo. Ya sea que derribe torres de bricks o prefiera lanzar la comida por los aires, esta clase de actividad, en ocasiones denominada juego destructivo, es sorprendentemente importante para tu peque. Aunque parezca que solo está haciendo un gran desastre, quizá no te hayas dado cuenta de que al hacer cosas como esta los pequeños se comportan como científicos, experimentando y aprendiendo en cada intento. Esto es lo que en realidad aprenden del juego destructivo:
1. Desarrolla sus sentidos

Para tu peque, derribar una torre de bricks estimula tres sentidos al mismo tiempo: 

  • La vista: “¡Qué torre tan colorida!”
  • El tacto: “¿Cómo se sienten los bricks?”
  • El oído: “¿Qué ruido hará si la derribo?”

Durante la construcción, puedes animar a tu bebé a experimentar más: ¿la torre hace el mismo ruido cuando cae sobre una alfombra que en un suelo de madera? Si la construyo de otra forma, ¿se sentirá igual? Si derrumbo dos bricks al mismo tiempo, ¿harán un sonido genial?
2. Desarrolla su confianza

A los bebés se les puede dificultar apilar dos bricks. Esto es normal porque se necesita tiempo para aprender a hacerlo. Por mientras, desarrollan su confianza con tareas sencillas, como derribar la torre. Con el tiempo, esta confianza en sí mismos les ayudará a hacer tareas más difíciles durante su crecimiento.


3. Aprende sobre la gravedad

Tu peque será como Newton y la manzana. Al derribar repetidamente la torre de bricks, exploran el concepto de gravedad una y otra vez. Solo para asegurarse. Tu bebé pronto podrá construir la torre sin ayuda, pero por el momento, está descubriendo conceptos de matemáticas, física y geometría básicas. Todo esto viene de comprender la forma, el peso, el tamaño y la estabilidad de un brick.


4. Aprende sobre el concepto de causa y efecto

Cuando tu pequeño constructor derriba una torre de bricks, demuestra su poder sobre el mundo que lo rodea. Al derribar las torres, los peques aprenden el concepto de causa y efecto. Se vuelven la (poderosa) causa y el colapso (ruidoso, estupendo) es el efecto. Es posible que observes más frecuentemente este tipo de comportamiento cuando tu bebé se acerca a los 18 meses de edad, porque también está probando su poder sobre ti al mismo tiempo. Este es el momento adecuado para que le ayudes a aprender sobre los límites, por ejemplo: respetar los hermosos modelos LEGO de sus hermanos.


5. Aprende sobre el trabajo colaborativo (con tu ayuda)

Quizá encuentres un poco molesto pasar tiempo construyendo algo increíble para tu peque y que termine destruido. Incluso podrías frustrarte y no querer hacerlo de nuevo. Pero hay otra manera de verlo: si construyes algo e invitas a tu peque a derribarlo, mostrando que ese era el propósito original, entonces se convierte en juego colaborativo. Como quizá ya lo sabes, aprender a jugar CON otra persona es algo que los niños aprenden poco a poco. Apilar los bricks para que los peques los derriben es el primer paso del juego colaborativo: tú construyes y ellos destruyen. Además, en esencia, también están construyendo… su relación como compañeros de juego.