Secuaz de Unkar

En el puesto de avanzada de Niima, en Jakku, el avaricioso señor de la chatarra llamado Unkar Plutt ha contratado a un grupo de delincuentes menores para que sean sus ojos, oídos y puños. Matones con más músculos que cerebro, aceptan con gusto los bajos salarios de Unkar a cambio de enfrentarse a cualquier chatarrero que se atreva a desafiar su autoridad o intente cerrar un trato sin contar con él para repartir los beneficios.