Sr. Wickles

Como conservador del museo del condado, el Sr. Wickles tenía lo que la mayoría consideraría un trabajo aburrido. Sin embargo, cuando descubrió el valor de las pinturas que había en la mansión misteriosa, el Sr. Wickles decidió cambiar el aburrimiento por un desafío. Disfrazado de caballero negro, deambuló por los salones de la mansión misteriosa en busca de las valiosas pinturas, asustando a quienes se atreviesen a entrar. Cuando los chicos de Misterios S.A. decidieron resolver el enigma, ¡no se demoraron más de una noche en desenmascarar al caballero negro!