LLOYD

La pérdida de su padre, Garmadon, fue muy dura para Lloyd. Sin embargo, tras la reunión final entre ambos, Lloyd consigue canalizar sus sentimientos y emprender un nuevo camino. Sigue comprometido con el trabajo que Wu les ha encomendado y cada vez siente menos interés por todo el trabajo promocional que están haciendo los ninjas. Empieza a pensar que quizá estén perdiendo un poco el rumbo. Cuando Lloyd pide sus deseos, sus intenciones son buenas, pero pronto descubre que eso no es suficiente.