CYREN

Cyren quería ser la mejor cantante del mundo. Nadakhan le concedió su deseo otorgándole una voz que hacía que la gente cayese en trance. Como resultado, ser miembro de su tripulación de piratas se convirtió en su única opción. Cyren puede hipnotizar a los guardias de un poblado costero o la tripulación de un barco enemigo con sólo cantar una canción. Los marineros que la conocen nunca olvidan llevar un par de tapones para los oídos.