#fff218

Hombre del Bosque

“¡No teman, ya llegué!”

El valiente y temerario Hombre del Bosque llega siempre en el momento justo para salvar a todo el mundo. Ya esté balanceándose en una liana para rescatar a una damisela en apuros, saltando audazmente desde las almenas del castillo para enfrentarse a un malvado duque o dando en el blanco con una flecha lanzada con su fiel arco, jamás pierde la compostura ni deja de comportarse como un caballeroso héroe de los de antes.

El Hombre del Bosque prefiere que la primera impresión sea buena, así que se la pasa practicando sus sensacionales entradas para que siempre sean perfectas. Siempre acude al rescate, por supuesto (está en su naturaleza deshacer entuertos y luchar contra la injusticia allá donde la encuentre), pero le resulta terriblemente decepcionante cuando no hay nadie para contemplar su última y heroica proeza como aventurero. Sin embargo, la tristeza sólo le dura un momento. ¡Enseguida está otra vez dispuesto a luchar contra los villanos y salvar a todo el mundo!