#fff218

Duende irlandés

“¡Claro, te enseñaré dónde está escondido mi oro! Sólo cierra los ojos y gira alrededor tres veces…”

El divertido aunque travieso Duende irlandés disfruta haciendo bromas a todo el que viene en busca de su famosa olla de oro. Puede aparecer con un guiño y desaparecer con un cabeceo, meterse en una madriguera, subir a la cima del árbol más alto e incluso transformarse en un animal parlante si eso lo ayuda a hacer un chiste divertido sobre algún desprevenido cazatesoros.

Una vez, el Duende irlandés perdió su olla de oro y probó suerte como zapatero, pero no funcionó. El problema fue que casi ninguna minifigura usa zapatos… ¡y las que los usan nunca los pierden!