#fff218

Guerrero huno

“Vamos, ¡no soy tan malo!”

No es fácil ser un Guerrero huno. Sólo porque tu imperio sea famoso por asolar los campos y conquistarlo y saquearlo todo a su paso, no significa que tengas que ser un mal vecino. Y este guerrero está dispuesto a demostrarlo.

En lugar de saquear ciudades, el Guerrero huno las visita con platos de galletas (aunque es mejor no preguntar de qué están rellenas). Decora las paredes de la ciudad con arte casero, y casi nunca las derriba y pasa sobre los escombros a caballo. Incluso horneó una torta de amistad una vez, pero cuando fue a cortarlo con su espada, las cosas se confundieron un poco. Si todos sus intentos de ser un buen vecino fallan, se encogerá de hombros y volverá a conquistar y saquear. Oye, ¡al menos lo intentó!