Detenidos en la puerta

Sir Fangar está detenido en las murallas de la Ciudad del León. Sus grandes planes de conquistar Chima están tan cerca y, a la vez, tan lejos… Su ataque ha sido rechazado y ya no le quedan ejércitos que enviar a combatir. Excepto uno. Los grandes problemas requieren grandes soluciones, así que, para ganar la batalla, ordena a sus tropas despertar a los osos gélidos en sus heladas cavernas.

¡Listos para descongelar!

Ninguno de los soldados está muy contento con la decisión de Sir Fangar de descongelar a los osos gélidos. Fueron congelados originalmente por una muy buena razón, pero las órdenes son las órdenes. ¿Quieres ver lo que sucede?