Bienvenidos a Fénix

La tribu del Fénix es la más antigua de todas las tribus de Chima. En realidad, ni siquiera proceden de Chima. Fueron enviados desde el Sol para llevar la civilización a los animales de Chima. En su ciudad del Monte Cavora tienen el asombroso CHI del fuego, el Templo del Fuego del Fénix Volador y la clave para la Gran Iluminación.

Veo fuego

“Al principio creí que no eran más que pesadillas, pero no parecían sueños. Eran más fuertes… más reales. Entonces se hicieron demasiado reales. Comenzaron a suceder mientras estaba despierta. Me asusté. Los demás pensaron que estaba loca. Y así fue por un tiempo. Pero algo me dijo que no lo estaba. Se sentía diferente. Así que, en lugar de luchar contra ello, lo acepté. Lo estudié y lo exploré. Y, ¡adivinen qué! Mis sueños y visiones se hicieron realidad y encontré al Fénix”. - Eris

El día de gloria de Eris

Cuando Eris comienza a tener visiones sobre el fuego, nadie la toma en serio. Sólo se ríen y la llaman “alitas calientes”. Pero quién ríe último…

El pájaro es la clave

¿Por qué decidió el Fénix contactar con Eris? ¿Por qué no Laval? ¿O Cragger? La respuesta es sencilla. Al igual que el Fénix, Eris es una criatura aérea… un pájaro. No sólo los pájaros de fuego: todas las criaturas aéreas están conectadas. Sus mentes piensan por igual. Además, Eris es noble y valiente. Por eso puede recibir las visiones que Fluminox le envía. Pero hay mucho más que decir sobre Eris. Tiene un corazón leal y un alma curiosa. Se atreve a creer en sus visiones y las sigue hasta el mismo Templo del Fuego. Demuestra que es perseverante. Por eso no se quema al tocar el CHI del fuego y el propio Fluminox dice que tiene el alma de un fénix.