Pájaros de la selva

Las aves que habitan en las selvas tropicales las convierten en vistosos paraísos de colores. Y no solo por lo coloridas que son ellas mismas. Las aves, como las abejas, adoran el néctar de las plantas y contribuyen a extender y polinizar las hermosas flores de su entorno.

Bebés elefantes – Son tan “¡oooh!”

¡Hablando de bebés grandes! Estos pueden pesar hasta 90 kg y llegan a medir 1 m de altura al nacer. A los bebés elefantes se los conoce como “crías de elefante”. (Aunque sus mamás los pueden llamar Julia, Pedro o “niño”: ¡nunca lo sabremos!).

Bambú – La hierba gigante de la selva

El bambú es un tipo de hierba gigante y una de las plantas de más rápido crecimiento en el mundo. A los pandas les encanta comerla, ¡pero es también un material muy sustentable para fabricar muebles y pisos, cocinar alimentos y hasta confeccionar ropa!

Abejas – ¡Dulces como la miel!

Las abejas son insectos muy sociables. Viven en casi todas las regiones del mundo. Cuando recogen el néctar de las flores, polinizan su buffet libre y contribuyen al crecimiento de frutas y verduras. Qué dulce, ¿verdad?

Mariposas – Impresionantes y capaces de transformarse

Se estima que hay unas 20.000 especies diferentes de mariposas en el mundo. Todas ellas nacen en huevos. Luego se transforman en orugas y, después, en pupas; solo entonces estallan en una hermosa obra de arte voladora llena de color.

Orugas – Bellezas comelonas

Aunque parecen minimomias, las orugas están muy vivas. Pasan casi todo el tiempo comiendo. Después de todo, ¡se necesita mucha energía para transformarse de larva en mariposa!

Elefantes – Gentiles gigantes

Los elefantes usan la trompa como una herramienta multiusos. Por ejemplo, para “hablar” con gruñidos y sonidos como de trompeta, abrazar a sus amigos, ayudar a los jóvenes de la manada, ¡o cosechar y comer más de 100 kg de comida cada día!

Ranas – Criaturas muy saltarinas

¿Sabías que las ranas tragan con los ojos? ¡Literalmente, hunden los globos oculares en la cabeza para bajar la comida! Y, cuando tienen sed, beben absorbiendo agua a través de la piel. P. D.: NO intentes hacer esto en casa…

Jirafas – ¡Los animales más altos del mundo!

¿Verdad que las jirafas son criaturas increíbles? ¡Parecen preciosos caballos dinosáuricos! Son los mamíferos más altos del mundo y viven en la sabana africana, donde encuentran su comida favorita: las acacias.

Changos – Nuestros primos peludos

Los changos se ven muy humanos, ¿verdad? Con frecuencia viven agrupados en familias, como nosotros, pero no en casas. Algunos de ellos, como los capuchinos, tienen habilidades geniales y pueden usar herramientas o hacer otras cosas complicadas. ¡Y ni siquiera fueron a la escuela!

Orangutanes – Reyes entre las ramas

Otro de nuestros parientes animales más cercanos, el orangután pasa la mayor parte de su vida en las copas de los árboles. ¡Los brazos de este impresionante simio le llegan hasta los tobillos cuando está parado!

Pandas gigantes – Apetitos gigantes

Los pandas son tímidos y muy poco comunes en estado salvaje. Solo quedan unos 1500 en su hábitat natural: las selvas tropicales de China. Pasan alrededor de 12 horas al día comiendo bambú. ¡Es más que un trabajo de tiempo completo!

Pericos – De fiesta por naturaleza

Existen más de 350 especies diferentes de esta inteligente y parlanchina ave en todo el mundo. Casi todas viven en las selvas tropicales; ¡algunas de ellas alcanzan los 80 años! Así que… mejor piénsalo bien antes de incluir a este vivaracho imitador de voces en tu lista de mascotas deseadas.

Perezosos – Simpáticos dormilones

Con un carácter que combina las personalidades de un gato y una tortuga, el perezoso llega a dormir 20 horas al día. Aunque tampoco es que tenga prisa por llegar a ningún lado, por otra parte. Sus simpáticos movimientos en cámara lenta resultan casi hipnóticos de mirar… Zzz…

Arañas gigantes – ¿Geniales o aterradoras?

La tarántula pajarera y la araña cazadora gigante son las arañas más grandes del mundo. ¡Llegan a crecer hasta 30 cm! Solo atacan a los humanos cuando se sienten amenazadas. Así que pórtate bien con ellas. Y revisa tu bolsa de dormir antes de pasar la noche en la selva.

Tigres – ¡Gatito, gatito, gatito!

¿Sabías que no hay dos tigres con las rayas iguales? Y tal vez parezcan versiones más grandes del gatito que tienes en casa (¡especialmente cuando son cachorros!), pero sus garras y mandíbulas no se detienen ante nada. De hecho, pueden romper casi cualquier cosa.

Dron

¿Necesitas encontrar a un animal en peligro? Los drones pueden explorar grandes extensiones en muy poco tiempo y llegar a todos los rincones y recovecos de la selva.

Globo aerostático

Puede resultar complicado llegar a las partes más remotas de la selva. ¿Por qué no ir volando a bordo de un globo aerostático? Podrías llegar más lejos que cualquier otro explorador en el pasado. Y… ¡sorpresa! ¡Las vistas son increíbles desde allí arriba!

Base de rescate

Perezosos, elefantes y demás animales de todo tipo: ¡cualquier criatura en apuros es bienvenida en la base de rescate! Y eso va también por los aventureros deseosos de explorar la selva, por supuesto.

Al rescate de los pandas

Una casa en un árbol es el lugar perfecto para cuidar de los pandas rescatados y ayudarles a recuperar la salud. Hay bambú de sobra alrededor y cuenta con un consultorio veterinario y un área de juegos. Vivirán sanos y salvos aquí hasta que estén listos para volver a la naturaleza.

Explora el mundo con LEGO® Friends, LEGO City y National Geographic

Tortugas marinas – Dinosaurios vivientes

Se parecen un poco a los dinosaurios, ¿no crees? Algunas llegan a los 175 años, ¡lo que significa que es posible que las tortugas marinas más viejas que existen hoy hayan nacido, más o menos, al mismo tiempo que tus tatara-tatara-tatara-tatara-tatarabuelos!

Peces pescador – Soñadores de las profundidades marinas

Estos peces tienen su propio farol nocturno incorporado. Lo necesitan en las profundidades del océano, donde no llega nada de luz. Cuando otros peces se acercan nadando para ver qué es ese destello, ¡los atrapan y se los comen!

Cirujanos listados – Médicos muy escurridizos

Este pececito buscapleitos es más feliz en aguas tropicales. Es muy activo y le encanta nadar rápido y pelearse con otros peces, así que no es la mascota más fácil de tener. Pero se le conoce por un montón de nombres curiosos, como “cajeta moteada”, “navajón cebra” o “cirujano payaso”.

Ojos de burbuja – Observadores de estrellas en el mar

Uno pensaría que un pez con los ojos así de grandes debe tener una vista fantástica. Bueno, pues las cosas no siempre son lo que parecen (especialmente en el mundo animal). Los ojos de burbuja no pueden ver muy bien, pero sus sentidos del oído y el olfato son excelentes.

Corales – Totalmente geniales

Parecen flores, pero los corales son pólipos que viven en ciudades submarinas llamadas “colonias” o “arrecifes”. Al igual que los árboles, los corales forman nuevas capas o anillos todos los años. ¡Así es como los zoólogos marinos descubrieron que la Gran Barrera de Coral australiana tiene unos 20.000 años de antigüedad!

Cangrejos – Arañas submarinas

Los cangrejos tienen el esqueleto por fuera y los hay de todos los tamaños y colores. Los más pequeños miden tan solo unos pocos milímetros de largo. El más grande, el cangrejo araña japonés, ¡puede superar los 3 m y vivir hasta 100 años!

Delfines – Los más alegres del mar

Los delfines viven en los océanos de todo el mundo. Son muy juguetones y curiosos, y siempre se ayudan entre sí. Tienen un magnífico oído y hablan entre ellos usando sonidos que parecen canciones. Además, usan clics que les sirven para encontrar comida, barcos e incluso buceadores con quienes jugar.

Grandes tiburones blancos – ¡Grandes sonrisas!

Los tiburones no se merecen la mala reputación que tienen. Mantienen nuestros océanos sanos y son lo suficientemente inteligentes como para haber sobrevivido en la Tierra durante más de 400 millones de años. ¡Eso significa que existen desde mucho antes que los dinosaurios! ¿No te parece genial?

Tiburones martillo – Herramientas realmente ingeniosas

Normalmente, los tiburones martillo no son muy grandes, pero el tiburón martillo gigante puede llegar a medir 6 m de largo. Sus anchas cabezas están llenas de sensores que les permiten detectar su comida favorita: ¡las mantarrayas!

Medusas – Transparentes como el agua

Aunque hay medusas que pican, ninguna ataca a propósito a los seres humanos. Comen y hacen popó por la boca. ¡Guácala! Vivían en los océanos antes de que llegaran los dinosaurios, ¡y eso a pesar de no tener corazón, cerebro, nariz, huesos ni ojos!

Pulpos – ¿Monstruos o maravillas?

Tal vez den un poco de miedo cuando se arrastran por el fondo del mar o desaparecen entre una nube de tinta. Pero son bastante inteligentes: ¡tienen 9 cerebros! ¡NUEVE! Pueden usar los brazos para manipular herramientas, construirse un refugio con rocas y atrapar peces (¡incluso tiburones!).

Peces globo – Inflados de valentía

¿Qué haces si no puedes nadar más rápido que un pez más grande que ha decidido convertirte en su cena? ¡Tragas una cantidad descomunal de agua de un solo trago rápido e inflas el estómago hasta que te vuelves ENORME! También es útil contar con un veneno mortal que se ocupe de los depredadores que se atrevan a clavarte los dientes.

Caballitos de mar – Los canguros del océano

¿Sabías que los caballitos de mar se pueden agarrar a las cosas que hay en el océano con la cola? Además, aunque son los caballitos de mar hembra los que ponen huevos, los papás los transportan en una pequeña bolsa abdominal hasta que las crías están listas para eclosionar. Genial, ¿no?

Estrellas de mar – No te pierden de vista

¿Te parece que las estrellas de mar son simples? ¡Vuelve a pensarlo! Los ojos que tienen en los extremos de los brazos les permiten detectar la luz y la comida, así como abrirse paso por el fondo del mar. Además, cuando pierden una extremidad, les vuelve a crecer. ¡Sencillamente increíble!

Mantarrayas – Nadadoras muy “pezpicaces”

Las mantarrayas están emparentadas con los tiburones y llevan en la Tierra 150 millones de años. ¡Los fósiles de mantarraya son muy poco frecuentes porque este pez CARECE DE HUESOS! Es todo cartílago: ¡el mismo material suavecito del que están hechas tus orejas y tu nariz!

Ballenas – Grandes como autobuses

Estos mamíferos marinos pueden nadar por las profundidades del océano, pero también necesitan salir a tomar aire a la superficie. ¡La ballena azul es el animal más grande que ha vivido en la Tierra y mide más que dos autobuses juntos! ¿No es asombroso que estemos vivos al mismo tiempo?

Cirujanos amarillos – Eficaces limpiadores de corales

Estos pequeñines y pequeñinas de colores contribuyen a mantener sanos los arrecifes de coral y el lecho marino en la Gran Barrera de Coral australiana y el océano Pacífico. Se llaman “cirujanos” porque tienen dos púas filosas cerca de la cola que parecen bisturís.

Buceador

Si no tienes un submarino propio, pero aun así quieres explorar los océanos, bucear es un excelente punto de partida. Representa una forma divertida de visitar otro mundo en tu propio país, durante las vacaciones o, cuando seas más grande, ¡como explorador profesional del océano!

Base marina

Imagina que trabajas en una base de investigación submarina donde puedes vivir, investigar y explorar la vida en el océano. Entra en el submarino por la cámara de descompresión, traslada las muestras con la grúa y lanza el dron subacuático.

Submarino de gran profundidad

¿Quieres convertirte en un explorador del océano? ¡Te espera un viaje increíble! Podrás pilotear un submarino y sumergirte en los secretos de las profundidades, recoger muestras o, tal vez, ¡descubrir nuevas especies!

Dron subacuático

Los drones subacuáticos pueden penetrar en espacios pequeños, grutas y otros lugares de difícil acceso en el fondo del océano. ¡Quizá resuelvas algún misterio o encuentres un tesoro hundido!