Dengar

Dengar, un antiguo cazarrecompensas famoso, no atraviesa su mejor época como empleado a sueldo de Graballa el Hutt, aunque no conviene subestimarlo. Claro que ha perdido un poco de forma, le gusta tomar largas siestas en el sofá y está un poco gruñón… pero todavía es un luchador muy capaz y sorprendentemente efectivo cuando llega el momento de sacar provecho de sus mejores movimientos.