Momia

Ankha fue el faraón egipcio más temido de todos. Tras su muerte y enterramiento hace 3000 años, la tumba de Ankha fue descubierta y su momia acabó en el Departamento de Arqueología de América. El faraón creó una maldición según la cual quien lo sacase de su tumba se convertiría en piedra, pero la maldición nunca se cumplió.