#fff218

Escalador

“¡No hay pendiente demasiado pronunciada ni pico demasiado alto!”

Al Escalador no le gusta escalar. ¡Lo que realmente le gusta (y para lo que ha sido entrenado) es rescatar a la gente! Si alguien se queda atrapado en la ladera de una montaña, es a él a quien llamarán. No importa si tiene que descender desde un helicóptero en medio de un vendaval o escalar una pendiente cubierta de nieve con medicamentos: jamás se rinde y nunca pierde la esperanza.

¡Pero no sólo ayuda a sus amigos! A lo largo de los años, el Escalador ha rescatado a cabras atrapadas, pájaros que se habían perdido durante la migración e incluso, en cierta ocasión, al Yeti (un cántico tirolés especialmente sonoro acabó con la criatura enterrada en la nieve). ¡Después de tanto trabajo duro, siempre se repone con una buena taza de chocolate caliente y un plato de sopa cuando vuelve a casa!