#fff218

Esquimal

“Espera y las cosas buenas vendrán a ti.”

Es posible que el Pescador polar sea la persona más paciente del mundo. Elige cuidadosamente el lugar perfecto para perforar un agujero en el hielo, lanza el sedal y espera… y espera… y espera. Puede esperar durante horas. Puede esperar durante días. ¡A veces espera incluso durante semanas! Pero, tarde o temprano, se produce un tirón en el sedal y consigue una captura.

Sin embargo, no siempre se trata de peces. Parece que, cuanto más tiempo pasa el Pescador polar esperando junto al pequeño agujero en el hielo, mejor es la captura. En una ocasión pescó un barco en una botella. En otra ocasión, capturó un cofre del tesoro lleno de oro y joyas. Y una vez, después de tres largos meses esperando sentado durante el gélido invierno del Ártico, sacó del agua una lámpara mágica con un genio de los que conceden deseos. ¿Sabes cuál fue su primer deseo? ¡Un abrigo mejor!