#fff218

Vaquero

“¡Yi-ha y yipi-ki-yei!”

Este héroe del Viejo Oeste es un maestro disparando. Con ayuda de su fiel par de pistolas, el Vaquero puede alcanzar cualquier blanco desde cualquier distancia, no importa lo grande o pequeño que sea. Este talento lo ha ayudado a escapar de muchas situaciones difíciles y siempre está encantado de demostrárselo a quien se lo pide.

Aunque puede ser un poco presumido, el Vaquero es impecablemente honesto y justo, y siempre se quita el sombrero ante una dama. Disfruta mucho de los buenos juegos de cartas y las barbacoas campestres, especialmente si alguien trae sus aperitivos favoritos: chocolate, malvaviscos y galletas saladas. Nunca pasa mucho tiempo en ninguna ciudad, porque siempre está siguiendo la pista de su caballo perdido. Después de todo, ¿qué sería de un vaquero sin un buen caballo?