#fff218

Chica abeja

“¡Sss, sss, sss!”

A la Chica abeja le gustaba tanto la miel que decidió convertirse en una abeja de verdad. Se hizo un disfraz ella misma, esperó pacientemente junto a una colmena hasta que las demás abejas la aceptaron como una más y se unió a ellas para zumbar por el prado y recoger néctar y polen.

La gente del pueblo se ha acostumbrado ya a ver a la feliz y divertida Chica abeja buscando flores con sus amigas de la colmena. Al final se dio cuenta de que las abejas no fabrican mucha miel, ¡pero la pasa tan bien siendo una abeja que no le importa!