Palacio de Buckingham (21029)

Arquitecto

John Nash (1752 – 1835)
John Nash recibió el encargo de transformar una casa en un palacio real. Para conseguirlo, duplicó el tamaño del anterior edificio, agregó dos nuevas alas y revistió toda la estructura de piedra de Bath. Aunque todos lo consideraron una obra maestra de la arquitectura, los costes de la construcción comenzaron a crecer de forma descontrolada. Finalmente, Nash fue destituido y no volvió a recibir un encargo real.

Edward Blore (1787 – 1879)
Edward Blore fue contratado para completar los trabajos iniciados por Nash y elegido de nuevo en 1841 para diseñar la ampliación del palacio durante el reinado de la reina Victoria. Agregó un ático al bloque principal del palacio y diseñó el nuevo frente oriental, con sus ahora célebres fachada y balcón central.

Sir Aston Webb (1849 – 1930)
En 1913, el rey Jorge V pidió a Aston Webb que rediseñara y reparara la fachada del edificio. Webb, un célebre arquitecto londinense, remodeló el edificio, confiriéndole la forma que hoy conocemos y revistiéndolo de piedra de Portland.

Datos

  • SituaciónWashington, D.C. (EE. UU.)
  • Períodos de construcción1793, 1815, 1850 y 2000
  • Estilo arquitectónicoNeoclásico del siglo XIX
  • Dimensiones229 m x 106 m
  • Altura87 m
  • Ocupación en superficie16.258 m2

Historia

La historia oficial del Palacio de Buckingham comienza en 1698, cuando el duque de Buckingham derribó la propiedad anterior y construyó la Casa de Buckingham donde hoy se encuentra el palacio.
La casa continuó en propiedad de los duques de Buckingham hasta 1761, cuando el rey Jorge III la adquirió junto con sus terrenos con idea de convertirla en una residencia familiar para su esposa, la reina Carlota. Llegó a ser conocida como “Casa de la Reina”, pero no logró arrebatar el título oficial de residencia real al cercano palacio de St. James.
Todo cambió cuando Jorge IV llegó al trono en 1820 y decidió transformar el hogar de su niñez en su palacio oficial. El célebre arquitecto John Nash recibió el encargo en 1826 y dedicó los cinco años siguientes a ampliar el bloque central y deshacerse de las antiguas alas para crear un imponente palacio con forma de “U”.
El primer miembro de la realeza que vivió en el palacio fue la reina Victoria, que se mudó en 1837. Cuando contrajo matrimonio en 1840, el palacio no tardó en quedarse pequeño para albergar sus deberes oficiales y dar cobijo a su creciente familia. El arquitecto Edward Blore fue entonces el encargado de ampliar el palacio y diseñar un ala complementaria que cerrase el cuadrilátero central.