KAI

Kai es el ninja del fuego, y aunque hoy es todo un héroe, sus orígenes son humildes.
Su padre era un buen amigo del Sensei Wu y ambos vivieron aventuras juntos durante años.
Más tarde, Wu escondería el mapa que revelaba la ubicación de las cuatro armas doradas del Spinjitzu en la herrería de su amigo.
Kai fue el último miembro que el Sensei Wu reclutó para el equipo y también el último en desarrollar todo su potencial (¡lo consiguió al salvar a Lloyd del vientre de un volcán en erupción!).
Puede que sea un poco impetuoso e impaciente, pero trata de controlarse.

• Durante sus dos primeros meses de vida, los padres de Kai lo llamaron Ash.
• Una vez, Kai forjó por accidente una “espadoyó”… mitad espada, mitad yoyó. No tuvo mucho éxito.
• Cuando Kai usa su poder elemental en un vehículo, este recibe parte del mismo y se envuelve en llamas… que es por lo que Kai no considera buena idea volar en ala delta.
• Una vez, Kai se chamuscó las cejas con la espada del fuego. Nadie se lo notó, porque se las pintó con rotulador.
• Cuando Nya, la hermana de Kai, era un bebé, él solía hacer malabares con martillos para entretenerla. La vez que ella más se rio, fue cuando a Kai se le cayó uno de los martillos en un pie.