Biografías de los Animales

Skinnet

Cualquiera en CHIMA sabe que todo lo que hace Skinnet es un fracaso garantizado. A este arrogante zorrillo nada le sale bien. Su tribu ha desaparecido. Su arma más poderosa es un fétido olor… que siempre se escapa accidentalmente en el peor momento. Incluso su nombre, Skinnet, tiene un significado poco próspero. Pero Skinnet nunca permite que el mundo lo desaliente. Siempre intenta subirse al carro o formar parte de los últimos sucesos. Su mera presencia es siempre un inevitable (y apestoso) fracaso. Aunque siempre pide disculpas cuando ocurre. “Lo zzzzziento”, dice, pronunciando torpemente. No es culpa suya que no pueda controlar sus poderes naturales de zorrillo, pero aun así se siente obligado a pedir perdón por el terrible efecto que causa sobre los demás. Skinnet no simpatiza con ninguna tribu y probablemente sea la criatura más neutral de todo CHIMA. Y no porque lo haya elegido así. Le gustaría ser aceptado por un bando u otro y demostrarse a sí mismo que puede ser un héroe. Sin embargo, aunque es posible que posea el arma más potente de CHIMA, ninguno de los dos bandos del conflicto se siente atraído por esta “opción nuclear”, por miedo a salir perjudicado. En realidad, todo el mundo piensa que Skinnet es muy simpático… es sólo que nadie quiere estar demasiado cerca de él. A veces hace de negociador entre los dos bandos, aunque por lo general todos abandonan la sala antes de llegar a un acuerdo; ¡nadie soporta su olor!