Armas

Vengious de Honor

Wakz juró lealtad a Crominus durante la legendaria Ceremonia de la Manada y todo lo que recibió a cambio fue esta tonta y extravagante sierra de dientes de cocodrilo. A Wakz no pudo importarle menos recibir tal “honor”. Lástima que sea imposible de destruir. Unos cuantos golpes, grietas y defectos mejorarían enormemente su aspecto.