Armas

Grabberatus

Cualquier cuervo que quiera hacerse respetar debe robar con los brazos, las patas y este Grabberatus hidráulico. Con un sencillo movimiento, se extiende y permite alcanzar cualquier objeto que se encuentre a su alcance desde una distancia segura. Además, gracias a su mecanismo de recuperación rápida, huir sin ser descubierto es coser y cantar.