La Tierra de CHIMA

Chima fue una vez una tierra de paz y prosperidad, pero una batalla por la poderosa fuente de energía conocida como CHI estuvo a punto de acabar con ella. Cuando las tribus decidieron detener por fin sus armas y los enemigos volvieron a hacerse amigos, todo pareció retornar a la normalidad. 

El futuro se veía brillante. Entonces aparecieron las tribus de cazadores, liberadas de su gélida prisión subterránea. Dispersaron nieve y hielo por donde pasaron, transformando Chima en un páramo helado. Vencidos por el frío y sorprendidos por las tribus del Dientes de Sable, el Buitre y el Mamut, las tribus aliadas dieron un paso atrás, poniendo en peligro todo su mundo. La salvación llegó de la mano del descubrimiento de la tribu del Fénix y su CHI del fuego.

Algunos recuperaron la esperanza en la victoria. Pero no sería fácil acabar con el invierno, y los cazadores aún defendían con puño de hielo los lugares que habían conquistado. Un frío implacable, interminables ventiscas y violentas tormentas de nieve se extienden aún por gran parte de Chima. Las tribus deben luchar por recuperar el calor y la paz de su antigua tierra natal.